lunes, 30 de enero de 2012

Efecto de la modernidad


Los homúnculos jamás dejaron de existir.  En pleno desarrollo mueren ahogados en tuberías y alcantarillas, o disueltos por detergentes en una lavadora.

2 comentarios:

  1. Hola Melvin. Te agradezco la visita a mi blog. Me despertó la curiosidad el tuyo. Pasaré de vez en cuando para leerte.
    Un saludo sincero

    ResponderEliminar