lunes, 16 de enero de 2012

Ratones


El primer sueño con ratones lo tuve el día que murió mi madre.  Soñé que en el galón de leche chapoteaban crías rosadas y calvas, por eso no me deshice de los gatos de mi madre, Popiel y Gertrudis.  Duermo sin sábanas, he soñado a los ratones caminando bajo ellas, y destruí el cabezal de la cama porque soñé que uno saltaba de ahí para morderme la oreja.  Colgué del techo todas las gavetas para evitar que los roedores entren en ellas.  Cubrí las ventanas porque he llegado a detestar la luz y veo mejor sin ella.  Sellé el cuarto de mi madre.  Sólo yo entro a ese cuarto, Gertrudis y Popiel esperan afuera aruñando la puerta desesperados.
No me cubro los pies por temor a que un ratón esté escondido en el interior de un zapato como una vez soñé.  He encontrado pulgas en mi ingle y axilas, y pústulas como las que tenía mi madre.  No he abandonado la casa desde el primer sueño y ya escasea la comida.  Trato de dormir pero percibo lejos un olor dulzón y cuando caigo dormido oigo un caminar en las paredes y leves chillidos que me despiertan.  En la mesa del comedor encuentro a Popiel muerto, sus restos roídos.  Trepada en la nevera está Gertrudis, que silenciosa se agacha aguzando la vista, desplegando garras y dientes cuando me ve.
Gracias por leer, ¿viste lo que tienes al lado del pie?

4 comentarios:

  1. Ya que son los comentarios el alimento del blog le quisiera decir que este cuento me encanto y la escritura estuvo genial. Sigue adelante, que quiero leer mas de vos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Perdida-en-el-espacio por llegar hasta aquí. Pronto vienen más tacitas de cuento con azúcar o sin azúcar, pero siempre buenas para mantener la mente despierta.

      Eliminar
  2. Un relato formidable, Melvin. Lamento habérmelo perdido entonces y me alegra mucho encontrarlo ahora.

    Manejas fantásticamente el tono de suspense del relato y considero que la guinda está justamente en ese final sin resolver.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro, me encanta el suspense, es uno de mis géneros favoritos, tiene muchas posibilidades.

      Eliminar