lunes, 13 de febrero de 2012

ExCupido

Cupido momentos antes del incidente, con el
mismo arco que usó para darle una terrible
reputación a su madre, convertir a Júpiter
en un vulgar sátiro y a Juno, pues, digamos
que también le dio ciertos atributos cabríos.
      En nombre la razón Minerva le cortó las alas y en nombre del amor Venus quemó el arco y las flechas.  Después de tanta guerra y poesía mediocre, decretaron que el amor no era un juego de niños.

2 comentarios:

  1. El amor es algo más que un juego de niños, claro.

    Un saludo indio

    ResponderEliminar
  2. Gracias No Comments, en definitiva a manos de un niño el amor puede ser muy peligroso. Un saludo indio.

    ResponderEliminar