miércoles, 28 de marzo de 2012

El bosque de la memoria

    
     En el bosque de la memoria cada tronco, cada rama y cada hoja es un recuerdo. Lejos escuchas los juegos y canciones de la infancia. El musgo puede oler a mamá, las rocas pueden sentirse ásperas como la barba de papá. El pétalo de una flor es suave como la piel del primer amor. Cortas un árbol para ver si los recuerdos desaparecen, pero el árbol cae y los recuerdos siguen allí. Prendes fuego a las hojas secas que yacen en el suelo. Lejos de quemarse, éstas reverdecen; son las memorias tristes, patéticas y horribles que flotan para volver a ser parte de la copa de los árboles. Y es que en el bosque de la memoria todo es un recuerdo, si tratas de deshacerte de uno reverdece y si buscas debajo de una roca puedes hallar alguno que creías olvidado.

Originalmente publicado bajo el pseudónimo Zorro de Plata en el blog Esta noche te cuento, como uno de los participantes del certamen.

lunes, 26 de marzo de 2012

Bosque

     Dos niños se perdieron en mis costados. Flexioné la corriente del río para que hiciera frío. La noche caía y los niños se internaron más en mis adentros buscando algo de calor. Conjuré la niebla que se me metía entre los árboles y halé el viento. Los búhos hicieron ruido. Los chiquillos temblaban. Halé más fuerte el viento y uno de los búhos voló cerca de ellos. Asustados corrieron más adentro hasta que vieron una cueva. Allí dormía una manada de lobos y sin saberlo los pequeños entraron. Me los devoré.
 
Originalmente publicado bajo el pseudónimo Zorro de Plata en el blog Esta noche te cuento, como uno de los participantes del certamen.

NOTAZAS: Cuentos, bosques y zorros

     La semana pasada publiqué la taza de cuento "Sur, norte, este y el otro" que ha tenido una acogida inesperada.  Fueron tantos los que degustaron este cuento que se ha convertido en el segundo más leído de Taza de cuentos y el más comentado.  Más sorprendente aún es el hecho de que es uno de los cuentos más largos que he publicado en este espacio.  Tengo planes para desarrollarlo como novela y guión de cine en el futuro.  Si no lo has leído aquí está la taza.

     Por otra parte, hoy publicaron la lista de finalistas del certamen Esta noche te cuento.  Felicito a todos los finalistas y a todos los que participamos pero no entramos a la final.  Este certamen ha sido un esfuerzo refrescante dentro del género de los microcuentos.  Ahora se han abierto las votaciones para que los participantes escojamos a los ganadores.  Visiten Esta noche te cuento para que lean los relatos finalistas.

     Los dos cuentos con que participé bajo el nombre de Zorro de Plata serán publicados por Taza de cuentos esta semana.

lunes, 19 de marzo de 2012

ESPRESSO: La costurera

    
     Siempre he dicho que si un cuento es un bombón de chocolate, una novela es un banquete.  A menudo encontramos que el banquete comienza con un aperitivo flojo, el plato principal está frío, el postre quemado, los platos no nos satisfacen o nos llenan hasta la indisgestión.  Ninguno de estos problemas está presente en La costurera.  La novela cuenta las historias de Emilia y Luzia, dos hermanas costureras que viven bajo la protección de su tía en un pueblito pobre en el interior del Brasil de los años 1930.  Emilia es una romántica empedernida que sueña con casarse con un chico adinerado y formar parte de la alta sociedad costera, mientras Luzia tiene un futuro incierto creado por su brazo lisiado y la burla de la gente.  Los destinos de las hermanas cambian cuando llegan a su pueblo los cangaceiros, hombres con distintas famas de héroes liberadores y criminales peligrosos. 
     La autora, Frances de Pontes Peebles, hace un trabajo investigativo excelente, hilando en la novela sucesos históricos como el desarrollo de la frenología en Brasil, la política tumultuosa, el sufragio femenino y la vida de pobres, ricos y renegados.  La novela tiene una interesante construcción alternando capítulos que se centran en cada una de las hermanas.  La narración está muy bien hecha, de Pontes Peebles tiene una prosa descriptiva y sutil, que abunda en la historia pero fluye sin problemas.  Ese elemento sutil fue uno de los puntos más satisfactorios de la novela, porque a menudo los autores nos tiran las referencias y los leitmotifs en la cara.  En La costurera las metáforas sobre la costura, la ceguera y ciertos temas que se repiten, son presentados de forma tan suave que no entorpecen el disfrute de la historia.  La prosa no es lenta ni rápida, se mueve al ritmo necesario en cada punto de la historia.  Debo mencionar, que fue una sorpresa grata el suspenso del final, porque este tipo de novela épica tiende a terminarse lentamente o con un suceso de acción que abrubtamente cambia el ritmo de la novela en el último capítulo.  La autora va atando los cabos paso a paso, mientras el suspenso sube y la prosa se vuelve rápida.
Frances de Pontes Peebles
     Los personajes de La costurera están muy bien construidos, en parte porque ninguno está idealizado.  Todos cambian y maduran, y algunos cometen actos detestables que entendemos pero no justificamos.  El desarrollo de las hermanas protagonistas, cómo terminan siendo muy distintas pero a la vez las mismas, es un gran acierto.  Los personajes secundarios también dejan una fuerte impresión en el lector, desde la adorable Tía Sofía hasta el impredecible líder de los cangaceiros, El Halcón.  Todos los personajes tienen sensibilidades de su época y esto es un gran acierto porque demasiados autores le dan sensibilidades del siglo 21 a personajes de otros tiempos.  Por tal motivo el personaje de una feminista, aunque positivo, no es idealizado.  Quizá el único personaje un poco caricaturizado es Doña Dulce, la típica dama de alta sociedad que es cruel y superficial, aunque dentro de la novela funciona como una detestable villana.
     La costurera es una novela que satisface capítulo tras capítulo y que nunca decepciona.  Perfecta para quien le gustan las historias de sagas épicas o quienes quieren aprender de la historia de Brasil.  Un buen banquete que nos deja con las ganas de volver a comer sus platos.


*En esta nueva sección voy a estar recomendando libros que me han gustado, junto con una breve sinopsis y reseña.  Espero abrir con esta sección un espacio en el que podamos comentar tanto libros clásicos como obras contemporáneas, de todos los idiomas y países.

**Si has leído o leerás "LA COSTURERA" recuerda regresar a esta entrada y dejar un comentario con tu opinión sobre el libro.

viernes, 16 de marzo de 2012

Mi casa


Decían muchos que la casa donde me crié estaba maldita.  La fama de dicha maldición llegó a ser nacional y varios periódicos y revistas cubrieron su historia después que muriera mi abuela, la última habitante de la mansión.  Hace años que no visito la casa y no deseo encontrarme con los vecinos que contaron haber escuchado gritos o ver en las ventanas algún izquierdista perseguido.  Hoy regreso a ella por los recuerdos.  La encuentro maltrecha, polvorienta y sí, reconozco que si alguien la viera por dentro pensaría que está maldecida pero no yo.  Tomo varias fotos para llevarme los recuerdos.  La pequeña cocina, las camas de pilares, el recibidor con hermosas pinturas, el cuarto familiar con fotos de todos los fallecidos, el piso de parquet, el estante de cristal donde mi abuela guardaba su vajilla con borde de oro y las copas Murano.  Al llegar a mi apartamento entro al cuarto oscuro y preparo las emulsiones para revelar las fotos.  Después de pasar la imagen de los negativos al papel comienza a aparecer la casa en mis fotos.  Noto que la cámara captó mi reflejo en el cristal del estante de los platos.  Cerca de mí está el reflejo de mamá sonriendo.  Aún sigue allí, tengo que seguir visitando mi casa, aunque los vecinos aseguren que está maldita.

viernes, 9 de marzo de 2012

Velorio


Nadie se imaginó que fueran tantos los que lo amaban porque se le solía ver muy solo.  Debe ser devastador que un tornado deje en pedazos a un ser querido.  Llegaron de riguroso luto y soltando gritos.  Verdaderamente los cuervos querían a aquel espantapájaros y se han quedado en la finca consolando a las plantas de maíz, que cada día se les ve peor.

NOTAZAS: Nueva portada

Hoy celebramos dos meses de comenzar Taza de cuentos y estrenamos nueva portada.  La foto fue escogida por ustedes, los lectores que vienen a tomarse estas tazas.  "La foto surreal" ganó la votación y ahora pueden verla en la portada con el eslogan "Tómate hasta la última gota".

Esta foto la tomó mi amiga Jerica Colón, que es fotógrafa.  Ella estaba tomando la foto de autor para mi libro de cuentos En las montañas, cuando comenzamos a experimentar con hacer fotos raras.  Así surgió "La foto surreal", como le llamamos a esta imagen por la rareza que sugiere. 

Pueden ver otros trabajos de Jerica aquí.

martes, 6 de marzo de 2012

NOTAZAS: Epígrafes de "En las montañas"

     Sigo trabajando en mi libro de cuentos En las montañas, que será publicado este año, en versiones impresa y electrónica.  Hoy comparto con ustedes dos pequeñas citas que escogí para que antecedan la lectura de los cuentos, porque siento que tienen el mismo espíritu y la misma verdad que quiero comunicar en el libro.
     La primera cita apareció en la introducción de uno de los primeros esfuerzos literarios de mi país, allá cuando un grupo de valientes comenzó a forjar las letras de mi nación.  La segunda cita la encontré en un enigmático cuento de una narradora latinoamericana mítica.  Digo mítica, porque su obra es tan cuidada y tan única que no pertenece al tiempo, es eterna, absorbente, tristemente breve, pero siempre con el poder de embrujarnos.  Les dejo aquí los epígrafes de En las montañas:


Venid, y en este venturoso libro
que anhela con afán vuestras caricias,
pasad leyendo sus humildes hojas
algunas horas de placer henchidas.
Ignacio Guasp, Introducción del Aguinaldo Puertorriqueño.


-Chico, dime, tú has de saber...  ¿En dónde crees tú que estamos?
-Ahí donde usted piensa, mi Capitán -contesta respetuosamente el muchacho.
María Luisa Bombal, Lo secreto



¿Qué creen?