lunes, 19 de marzo de 2012

ESPRESSO: La costurera

    
     Siempre he dicho que si un cuento es un bombón de chocolate, una novela es un banquete.  A menudo encontramos que el banquete comienza con un aperitivo flojo, el plato principal está frío, el postre quemado, los platos no nos satisfacen o nos llenan hasta la indisgestión.  Ninguno de estos problemas está presente en La costurera.  La novela cuenta las historias de Emilia y Luzia, dos hermanas costureras que viven bajo la protección de su tía en un pueblito pobre en el interior del Brasil de los años 1930.  Emilia es una romántica empedernida que sueña con casarse con un chico adinerado y formar parte de la alta sociedad costera, mientras Luzia tiene un futuro incierto creado por su brazo lisiado y la burla de la gente.  Los destinos de las hermanas cambian cuando llegan a su pueblo los cangaceiros, hombres con distintas famas de héroes liberadores y criminales peligrosos. 
     La autora, Frances de Pontes Peebles, hace un trabajo investigativo excelente, hilando en la novela sucesos históricos como el desarrollo de la frenología en Brasil, la política tumultuosa, el sufragio femenino y la vida de pobres, ricos y renegados.  La novela tiene una interesante construcción alternando capítulos que se centran en cada una de las hermanas.  La narración está muy bien hecha, de Pontes Peebles tiene una prosa descriptiva y sutil, que abunda en la historia pero fluye sin problemas.  Ese elemento sutil fue uno de los puntos más satisfactorios de la novela, porque a menudo los autores nos tiran las referencias y los leitmotifs en la cara.  En La costurera las metáforas sobre la costura, la ceguera y ciertos temas que se repiten, son presentados de forma tan suave que no entorpecen el disfrute de la historia.  La prosa no es lenta ni rápida, se mueve al ritmo necesario en cada punto de la historia.  Debo mencionar, que fue una sorpresa grata el suspenso del final, porque este tipo de novela épica tiende a terminarse lentamente o con un suceso de acción que abrubtamente cambia el ritmo de la novela en el último capítulo.  La autora va atando los cabos paso a paso, mientras el suspenso sube y la prosa se vuelve rápida.
Frances de Pontes Peebles
     Los personajes de La costurera están muy bien construidos, en parte porque ninguno está idealizado.  Todos cambian y maduran, y algunos cometen actos detestables que entendemos pero no justificamos.  El desarrollo de las hermanas protagonistas, cómo terminan siendo muy distintas pero a la vez las mismas, es un gran acierto.  Los personajes secundarios también dejan una fuerte impresión en el lector, desde la adorable Tía Sofía hasta el impredecible líder de los cangaceiros, El Halcón.  Todos los personajes tienen sensibilidades de su época y esto es un gran acierto porque demasiados autores le dan sensibilidades del siglo 21 a personajes de otros tiempos.  Por tal motivo el personaje de una feminista, aunque positivo, no es idealizado.  Quizá el único personaje un poco caricaturizado es Doña Dulce, la típica dama de alta sociedad que es cruel y superficial, aunque dentro de la novela funciona como una detestable villana.
     La costurera es una novela que satisface capítulo tras capítulo y que nunca decepciona.  Perfecta para quien le gustan las historias de sagas épicas o quienes quieren aprender de la historia de Brasil.  Un buen banquete que nos deja con las ganas de volver a comer sus platos.


*En esta nueva sección voy a estar recomendando libros que me han gustado, junto con una breve sinopsis y reseña.  Espero abrir con esta sección un espacio en el que podamos comentar tanto libros clásicos como obras contemporáneas, de todos los idiomas y países.

**Si has leído o leerás "LA COSTURERA" recuerda regresar a esta entrada y dejar un comentario con tu opinión sobre el libro.

4 comentarios:

  1. Me has gustado mucho tu reseña, Melvin.

    Por vinculaciones que no vienen al caso detallar, disfruto mucho con la literatura brasilera (Jorga Amado, Clarice Lispector, Joao Ubaldo Ribeyro). No conocía ni a esta autora, ni -obviamente- su novela. Intentaré localizarla en España.

    Si no has leído "Viva el Pueblo Brasileño" de Ribeyro, te la recomiendo sobremanera.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro en España la publicó Suma de letras y también Punto de lectura. Buscaré la novela de Ribeyro, es la primera vez que escucho de él.

      De Brasil conocía a Lispector (cuyo apellido me encanta por ninguna razón particular) y Amado.

      ¡Abrazos!

      Eliminar
  2. Melvin, no conozco mucho la literatura de Brasil exceptuando Coelho. Pero tu comentario da ganas de dirigir una mirada en esa dirección. Gracias por tu texto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído a Coelho, poco pero lo he leído. Esta novela definitivamente merece ser leída, simplemente es sorprendente lo bien escrita que está.

      ¡Abrazos!

      Eliminar