lunes, 25 de junio de 2012

Nashalí - Hello #1

"Hello".
"Hello, ¿está Nashalí?".
"No, tienes un número equivocado".
"Aah, pues perdona pai".
"Tranquilo".
Diantre número equivocao, qué mierda, y el que marqué es el mismo que tengo apuntao.  Nashalí.  ¿Qué voy a hacer ahora?  Después que había quedao con esta chamaca.  Ay, Dios, si el iPhone no me hubiera dejao a pie, yo marcaba el número, la llamaba para asegurarme que ése era el número de ella y lo grababa.  Pero el cabroncito este se quedó sin batería y tuve que copiar el número en un tícket.  Qué jodienda, tuvo que haber sido por la música que no me dejó escuchar bien, aunque ya yo estaba medio picao.  Después que me acicalé tan cabrón para esta noche, que estuve buscando estos mahones skinny por todo Plaza El Caribe, que me quedan ahí, que se me marca.  Suerte que no me había echao perfume, porque esa botella de Ed Hardy me salió cara, yo no compro perfumes baratos ni pirateaos.  Yo que tenía planeao llevarla al cine, dar una vueltita por la Guancha y terminar en el spot con vista panóramica en la parte de atrás del carro.  El crippy que compré pa esta noche me lo fumaré entre hoy y mañana, porque era para compartir con la chica pero como eso no se va a dar, que se chave. Y lo compré porque ella es hardcorosa, no es una de esas pendejitas ni de las que se hacen. Bueno, ella se toma un machetero y se queda como si ná, y a mí eso me tumba como si me tomara una botella de pitorro.  Tan buena que está, puñeta.  Ella se veía interesá en mí, ella y la roommate, que si se deja se va también.  No creo que me haya dado un número equivocao a propósito por joder conmigo y dejarme babeando.  Nah, yo no soy el que más, pero tampoco soy el que menos.  Coño, no tengo ni ganas de salir esta noche, voy a quitarme la ropa pa no tener que plancharla otra vez.  Eso sí, pa la próxima pal carajo los skinnies, como son apretaos en un carro hacen que la cosa sea difícil.  Por lo menos algo saqué de esto, para la próxima mahones que bajen rapidito.  Ay, y si la chamaca se queda esperando, ¿se encojonará conmigo?

Nashalí es el primer relato en la serie Hello.  Fue inspirado por un muchacho que me llamó equivocadamente, hablaba con un acento particular y preguntó por el personaje que da título a la historia.  Según reciba llamadas equivocadas, vendrán más relatos para esta serie.

6 comentarios:

  1. Me hace gracia la mezcla de lenguas. Los anglicismos dan mucho juego. Me imagino que en Puerto Rico se usan bastante.
    Un saludo Melvin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas personas los usan más que otras, pero sí, a veces funcionan para la comedia.

      Gracias!!!

      Eliminar
  2. ¡Muy bueno, Melvin! Eso se llama perder las ganas de "partysiar" en monologo interior. ;-)

    Me ha gustado mucho.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esssoooo, partysiar, jaja, qué bueno, tenía un poco de miedo sobre la recepción que tendrían estos cuentos, pero este primero ha gustado mucho.

      Gracias!!!

      Eliminar
  3. Hola Mel, te hallé entre los contactos de Pedro S.N. y me pasé a curiosear. Me gustó mucho tu cuento con ese acento isleño -¡refrescante después de un año leyendo blogueros españoles y argentinos jaja.

    Me agrego a tus lectores frecuentes. Pd. ¡La llamada equivocada brinda un amplio abanico de posibilidades también para charlar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Yunuén, y qué bonito saber que te guste el acento isleño, a veces se me pasa por desapercibido y me sorprendo cuando la gente me lo menciona. :)

      Y sííí, la mente siempre anda creando historias. Cada vez que recibimos una llamada equivocada surge una historia para explicarla. Quise aprovechar esas historias.

      ¡¡¡Abrazos!!!

      Eliminar