miércoles, 19 de septiembre de 2012

Fin

     Todos corrían y gritaban mientras su mundo se abría al vacío.  Se paralizaron los amores, las venganzas y las fantasías.  Por un momento todos fueron iguales, gente tratando de sostener su vida. 
       En un cuarto, un lector aburrido desgarra un libro.

8 comentarios:

  1. Ese final, que explica toda la pieza, me ha dolido -y mucho-, Melvin.

    No puedo imaginar un título mejor, ni más referencial.

    Gran trabajo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una situación algo extraña. Me alegro que te haya gustado.

      Abrazos. :D

      Eliminar
  2. El poder del lector...
    Me gustó mucho (sin dolor)el texto cortito y, sin embargo, con un mundo dentro.
    Muchos abrazos Melvin
    P.D. Necesito que me des de nuevo los datos sobre tu libro. Quiero leerlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mei, los libros son mundos de lecturas, intertextualidad y semántica.

      Se me ha olvidado hacer una entrada con el tráiler del libro. Lo pondré para que veas allí los datos.

      Abrazos.

      Eliminar
  3. Qué agresividad. Entendería que lo utilizara para encender el calentador, o para forrar el piso de la jaula del perico, pero desgarrarlo así nada más porque sí, por aburrido, ¡qué tipo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para morir al igual que los personajes. Pero de que los hay, los hay.

      Abrazos.

      Eliminar
  4. Hola Melvin! Me gusta mucho este texto. Está fríamente calculado.
    La oración final, sin más detalles que los necesarios, es un cachetazo que deja al lector en medio de la zozobra.
    Muy bueno!
    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Leo, qué bueno que te haya gustado, la pulcritud en los detalles es muy importante.

      Abrazos.

      Eliminar